Connect with us

POLITICA

El gobierno de Martín Vizcarra presentará su tercera cuestión de confianza

Published

on

La respuesta del presidente al archivamiento de su proyecto de adelanto de elecciones será pedir otra vez la confianza. Esta busca modificar la forma de elección de los nuevos miembros del Tribunal Constitucional

El as bajo la manga del Ejecutivo resultó ser una carta ya conocida. Una que el presidente Martín Vizcarra ha mostrado dos veces antes cuando necesitaba recuperar el control del discurso político. Y aunque el anuncio vuelve a golpear un flanco sensible para la mayoría parlamentaria –en su mensaje de ayer dijo que se quería “tomar el control del Tribunal Constitucional”–, los analistas consultados coinciden en que es una evidencia clara de que el Gobierno no tendría más opciones que buscar en la baraja [ver página 10].

Más allá del factor sorpresa, el mensaje del Ejecutivo no ha despertado en los congresistas las mismas respuestas de confrontación que en oportunidades anteriores. Por el contrario, tanto sus opositores como sus eventuales aliados en el proyecto para adelantar las elecciones lo han tomado como una muestra de debilidad y un gesto sin futuro. Ante esa platea, el primer ministro Salvador del Solar ha solicitado sustentar el nuevo pedido de confianza el lunes por la mañana. Esto, en tanto su intención es hacerlo antes de que se vote la elección de los nuevos miembros del TC.

—Calco y copia—

El mensaje de ayer del presidente tuvo un parecido inusitado al que dio hace un año y 11 días para pedir la confianza por los proyectos que había presentado sobre la reforma del sistema de justicia. También en setiembre, y para defender un pedido que había hecho el 28 de julio –aquella vez anunció el referéndum; en el último mensaje, el adelanto de elecciones–, Vizcarra empezó su discurso recordando las dos prioridades que estableció para su gobierno al asumir la presidencia: la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional. Un arranque exactamente igual al del 16 de setiembre del 2018, cuando se presentó solo ante las cámaras, sin ministros ni gobernadores.

El presidente luego siguió con la misma estrategia discursiva que hace un año. “La mayoría parlamentaria y sus aliados, sin escuchar el clamor ciudadano, manejaron a su conveniencia el debate de la propuesta [de adelanto de elecciones] sin mayor ánimo de llevar a cabo un debate real que recoja las diversas posiciones sobre el proyecto de ley”, aseguró.

Entonces, enfiló sus argumentos hacia el motivo que sustentaría esta vez la cuestión de confianza. Dijo que los candidatos para el nuevo TC tienen “vínculos con personajes investigados por corrupción” [este Diario reveló que la candidata Carmela de Orbegoso tiene un audio con el exjuez supremo César Hinostroza] y recogió la denuncia del semanario “Hildebrandt en sus trece” sobre ofrecimientos a la actual magistrada Marianella Ledesma para que votara a favor del hábeas corpus que busca la libertad de Keiko Fujimori.

► Caso Keiko Fujimori: magistrada Ledesma ratifica que fue llamada a votar a favor de hábeas corpus

“Los peruanos no debemos permitir la vuelta al pasado, a ese pasado vergonzoso donde las repartijas y los acuerdos bajo la mesa eran práctica común para copar las instituciones, en desmedro de los intereses de las grandes mayorías”, mencionó en referencia a la elección de nuevos miembros del TC.

“¡No vamos a claudicar en la lucha contra la corrupción, y vamos a usar todos los mecanismos que permite la Constitución para garantizar la construcción de una democracia sólida!”, dijo después.

—La carta gastada—

Así, la calma chicha que se había instaurado el jueves tras la advertencia de Del Solar acerca de que se tomarían medidas para responder al Legislativo finalmente no dio paso a una tormenta. Como los congresistas ya se habían pertrechado para enfrentar la posible catástrofe, el anuncio les cayó más bien como una reducción de las tensiones.

“Nosotros pensábamos que cerraba el Congreso”, dijo a este Diario el vocero alterno de Fuerza Popular Juan Carlos Gonzales. También afirmó que el mensaje demostraba temor en el mandatario. Una opinión similar tuvo Javier Velásquez, del Apra, quien interpretó lo dicho por Vizcarra como una muestra de que “está solo y mal asesorado”.

Pero incluso las bancadas que habían respaldado el proyecto para adelantar las elecciones mostraron su rechazo. Marco Arana, del Frente Amplio, informó en un tuit –que luego borró– que su bancada no le daría la confianza a Del Solar. Sí dejó, sin embargo, el que decía que su mensaje había sido una “traición”. Víctor Andrés García Belaunde, de Acción Popular, lo calificó como “una manera de justificar su fracaso al no obtener un adelanto de las elecciones”.

—Más información—

Martín Vizcarra hizo su primer pedido de confianza en setiembre del 2018 por los proyectos de la reforma del sistema de justicia.

El segundo lo hizo ocho meses después, en mayo de este año, para forzar la aprobación de los proyectos de reforma política.

En su último mensaje por Fiestas Patrias, el 28 de julio, anunció que presentaría un proyecto para adelantar las elecciones al 2020.

Continue Reading
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

LO ÚLTIMO